Láser ND YAG Experts

¡Que Se Pare Este Tren! ¡Que Me Bajo!

Facebook
Twitter
LinkedIn
[toc]
¡Que Se Pare Este Tren! ¡Que Me Bajo!

Puede que os resulte chocante y que no entendáis el por qué del título de éste artículo. Pero yo os lo cuento. Como sabéis, y sino os lo explico ahora, llevo la dirección de formaciones de la Academia de iQuantum. Eso supone estar al día de todas las llamadas, mensajes, solicitudes y por supuesto de estar al día de toda la nueva normativa que a la profesión le concierne. Desde hace unos meses tengo ayuda en el departamento, Lucia Lebrato una joven súper inteligente que ha sabido captar la necesidad de ayuda y apoyo que yo necesitaba, y que día a día responde mensajes y recibe llamadas con las mismas exigencias que yo. Juntas y con el apoyo de todos los integrantes de iQuantum, sacamos adelante el proyecto de formar y profesionalizar a todas aquellas esteticistas que en nosotros confían. 

No es nuevo eso de la promoción de formaciones por doquier, la venta de cursos “vacíos”, la master que no ha tenido vida para tantos títulos como expone o las formaciones increíblemente económicas. 

Tampoco es extraño ver la venta de formaciones realmente complejas donde exclusivamente se ofertan en su modalidad online. 

¡Ver y oír…de todo! 

El último caso: una alumna que lleva mas de 1 año informándose sobre uno de mis cursos campaña tras campaña, hace tres meses decidió que mi formación no es la ideal para ella, «porque ella ya sabe»… decidió adquirir un curso exclusivo online del cual sale peor de lo que entró. Nuevamente se interesa por mi curso y le parece “caro” porque claro, ha pagado uno 100€ menos que el mío y no le ha servido de nada. Creedme cuando digo que la impotencia es… incalculable. 

Hoy hablaremos desde la visión de una mujer, comprometida con su profesión y con sus alumnas. Sometida a estúpidos juicios diariamente, teniendo que explicar una y mil veces lo mismo y sintiendo que más de una vez no llega a ninguna parte, tan solo se queda ahí en una conversación sin más, incluso sintiendo al otro lado de la línea que ni en serio han sido tomadas sus palabras. 

¿Qué escucho cuando respondo a una llamada para información sobre uno de mis cursos? 

¿Qué escucho cuando respondo a una llamada para información sobre uno de mis cursos? 

Una de las primeras cosas que escucho y no dejo de sorprenderme, es la exclusiva intención de saber fecha y precio de la formación. 

Yo como profesional, igual que considero que es la persona que me ha solicitado información, pienso que deberían de sentir la necesidad de conocer el temario, el contenido, el que habrá después de formarse… pero no, tan solo preocupa si va bien la hora y si consideran económico el asunto. 

Creo que nunca me voy a acostumbrar a esto. ¡Me parece surrealista, completamente inútil; que si lo que buscas es formarte! Digo yo, que una formación debe ser lo suficientemente buena como para cumplir las expectativas que la posible alumna está buscando ¿O eso también lo perdemos de vista? ¿Solo nos interesa el diploma? 

¿Cuántas personas me contactan y trabajan sin realmente sentirse preparadas? 

Un porcentaje alto pero no excesivo, menos mal, me confiesan haber asistido a formaciones en la misma disciplina en la que quieren que yo las forme y sienten que no saben nada de lo que les han intentado enseñar. 

Otro porcentaje, realmente alto, me confiesan el nulo apoyo por parte de la persona que tomó las riendas de su formación. 

Parece que todo en esta vida está en hacer cash, deben de pensar “vendo el curso y luego si eso yo ya….” No deben ser conscientes de la responsabilidad tan grande que supone formar a una esteticista, entre otras cosas, trabajará la piel del las personas según le hayan indicado, la piel; el órgano más grande de cuerpo. Creo que hay una gran parte de las formadoras a nivel nacional e internacional que este concepto no lo tienen bien asimilado, ya que sino no obrarían de tal manera. 

Espero que el tiempo corrija esta anomalía. 

¿Cuántas respuestas recibo tras facilitarme los datos las interesadas alumnas? 

Tengo que confesaros que tan solo un 10% de las personas que nos dejan sus datos están realmente interesadas en una FORMACIÓN, el resto deben ser personas que por su desocupación rellenan formularios a diestro y siniestro. 

¡¿Sabéis lo que eso supone para una persona como yo, que se vuelca tanto en su trabajo…?! Me parece surrealista que de 300 personas que llegan a rellenar un formulario estén realmente interesadas 30. Las otras 270 me pregunto yo ¿Qué buscarán? 

De momento lo que consiguen es que yo siga intentando mejorar cada día, para que esas 30 que me elijen tengan y encuentren mi mejor versión. ¡Cada día intento darles más! 

¿Qué problema veo que tienen la mayoría de las esteticistas? 

Uno de los mayores problemas que tienen las profesionales de la estética, al menos a mi parecer, es la excesiva oferta de formaciones; prometedoras de maravillosos resultados que carecen de praxis legal (pero oye, da igual porque como vende…) sorprendentes formaciones donde luego, ni hay formación, ni hay conocimiento; prometedoras formaciones que, gracias a las maravillosas redes, te aseguran que tras unos cursillos tú también serás formadora (y bueno, ya sabes, cuantos mas cursillos hagas con nosotros, ¡Mejor! ¡Antes te darán el sello!) 

No he encontrado más de 10 formaciones a nivel nacional que me hayan explicado realmente en que consiste su formación; me encontré sin información de como iría evolucionando desde la reserva de mi plaza, hasta la realización de mi posible formación. 

Otro de los problemas con el que se encuentra la esteticista, es el afán de venta. Te has interesado por un curso, te lo venden y luego si no lo amortizas y lo dejas, les importa un pito. Ellos ya han vendido la «formación» y se han apuntado una comisión más. 

Falta sinceridad y empatía con la profesional que busca crecer laboralmente. 

¿Qué crees que voy hacer al respecto? 

¿Qué crees que voy hacer al respecto? 

Aunque pienses que me voy ha dar por vencida y me quiera bajar de este tren (ganas no me faltan en este momento), no pienso hacerlo.  

He luchado muchísimo por llegar hasta aquí. He sacrificado horas con mi familia, de mis hijos y mi marido por volcarme en dar lo mejor de mi, por volcarme en ofrecer los mejores curso de mis disciplinas. He luchado por no dejar ni una duda sin contestar por muy tarde que fuese. He rechazado ventas porque sabía que para esa persona no era el momento de tomar esa formación. He resuelto dudas que no me correspondían. He calmado a esteticistas desesperadas que han visto tirado su dinero tras sentirse solas al acabar una formación carísima. Me he puesto en el lugar de aquellas que pensaban que asistirían a una formación donde aprenderían una de las disciplinas que más ilusión les hacía, y resultó ser una multitudinaria charla. He creado nuevos formatos y contenidos de formación, escuchando a cada una de las personas que en mi confían. 

Ni tren sin frenos, ni barco a la deriva harán que cambie la esencia que, desde el principio, he puesto en este proyecto. Ante todo, me apasiona mi trabajo y disfruto con cada éxito que mis alumnas me comparten. 

Deseo eso si, que la esteticista se de cuenta que no hay cursos low cost, ni cuentas de “esteticistas” hablando maravillas de no se que máquina o producto (eso es, «publicítame y te doy esto a cambio») y deseo que los docentes nos replanteemos en muchas ocasiones la trayectoria que deseamos tomar. 

Quizá no era el artículo que esperaba, quizá te ha parecido demasiado directo, pero tenía que hacerlo. Cada día son más las profesionales que llegan a mi con quejas de haber recibido nulas formaciones en las que, incluso han salido con más dudas de las que tenían. Y todas previo pago.

Ahora es tu momento ¿Qué te ha parecido éste artículo? Necesito leer tu opinión 

11 comentarios en “¡Que Se Pare Este Tren! ¡Que Me Bajo!”

  1. Hola Patricia.
    Tu artículo es muy realista y estoy totalmente de acuerdo.
    Conozco algunas formadoras que no están preparadas. Pueden ser buenas comunicadoras, pero hay que tener un conocimiento de base de la piel para poder instruir en este campo.
    También he conocido Doctoras/es que son instructores y no tienen empatía alguna con la Esteticista que están adiestrando. La buena formación escasea.

    1. Eliet, gracias por el apoyo compañera. Es tan importante la empatía en este sector, que en ocasiones, cuando no existe, se hace cuesta arriba tanto ofrecer como recibir el servicio. Ya no es cuestión de médicos, esteticistas, enfermeras…todos somo personas y deberíamos tener la empatía como referente. Espero verte pronto 😉

      Nuevamente, gracias Eliet

  2. Hola Patricia. Soy futura alumna tuya y quería agradecerte tus palabras porque como dices….yo tenía ese miedo de pagar un curso para después quedarme peor de lo que estaba y sin el dinero. Ahora que se como piensas me quedo un poco más tranquila y con ganas de que llegue finales de mes para empezar a formarme contigo.

    1. Hola Marian, gracias por tus palabras. Es normal la desconfianza que presentabas, no debes culparte por ello. En breve nos conoceremos y podrás vivir lo que siempre os digo: «el sentimiento de la familia Universo iQuantum». Crear unión, ofreceros apoyo y ayudaros a que crezca en vosotras el sentimiento de seguridad en cada paso que deis, es ahora mi labor como vuestra formadora.

      No queda nada para vernos. Gracias por estar ahí, gracias por elegirme.

  3. Solo puedo decir.. que hice el curso con Patrcia de Iquantum y fué una formación de un solo fin de semana sí,pero… aprendí mucho me lo pasé genial tengo formacion hasta los 2años y que cada duda q tenga tengo a Patricia al instante(o tan rspido como pueda) para resolvermela,a parte de eso hemos creado un vinculo/conexion entre alumnas y nos escribimos para apoyarnos y ayudarnos…. Estoy muy contenta! Pero pienso igual…. Q se pare ésto! Sino… q paremos todas!! Gracias Patricia❤️

    1. ¡Ay Lourdes! Gracias por leerme, gracias por responder y gracias por elegirme para acompañarte en esta preciosa profesión. Emprendedoras y profesionales de la estética como tú, hacen que cada día dejen de importarme las hora de lucha para conseguir un sector cada vez más comprometido y cualificado.
      Las alumnas iQuantum, como dices, son una familia y a todas nos une un fin; la profesionalización.

      Gracias Lourdes

  4. Te sigo desde hace 1 año aproximadamente y creo que eres una profesional del sector impecable.
    Yo soy esteticista desde hace 10 años y ya he visto muchas malas praxis y «profesionales» que dejan mucho que desear. Este año, después de muchos luchando para ser docente de FP, me estreno en este sector y no puedo estar más de acuerdo con cada una de tus palabras. Y es triste que estemos ante una sociedad que busca cursos baratos, que no sean extensos y que les den un diploma que puedan colgar en una pared, sin pensar sin serán buenos profesionales o no.
    Un saludo y ánimo compañera.

    1. Ana, mil gracias por tus palabras. El sector necesita profesionales que abran lo ojos hacia la realidad. Hace falta crear profesionales comprometidas. Estoy segura que tus alumnas tendrán un referente al que seguir. Disfruta de esta nueva etapa. Quizá la vida nos haga tomarnos un café y charlar para empujar «esto» hacia el buen camino.

      Un abrazo Ana

  5. Tienes toda la razón del mundo Patri, muchas veces tanto clientas como profesionales que se quieren forman sebtiran a lo barato sin ni siquiera verificar la calidad del tratamiento o curso. ¿No es más fácil «hacer monton» y recibir un tratamiento o formación de calidad? Luego pasa lo que pasa….

    1. Gracias por tus palabras Bárbara, llegar al publico tanto profesional, como particular, hará que poco a poco la situación cambie y seamos más empáticos con nuestros actos y más exigentes/respetuosos con nosotros mismos.

      Gracias de nuevo.

  6. Por norma, la gente que hace una formación primero mira el precio y luego el temario. ERROR!!
    Sabeis cuanto vale el conocimiento? Sabeis cuanto vale el saber? NO tiene valor! Es inmesurable. Tenemos que ser conscientes que, una buena formación está impartida por una buena comunicadora, una gran profesional, una técnica que sigue formándose y creciendo para aportar en sus formaciones lo mejor de ella, y esa persona es Patricia Benito. Sólo, las que nos hemos formado con ella, sabéis de lo que hablo. El mundo de la estética está muy explotado y deberíamos ser consecuentes con cada paso que demos. Sólo las buenas profesionales llegarán al éxito y para ello hay que ser constantes, perseverantes y luchadoras. Gracias Patricia por enseñarnos todo esto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido!!